martes, 1 de febrero de 2011

Carta de un árbol desesperado (de Oscar Galar-mipapá)

Carta de un árbol desesperado: Soy un integrante más del conjunto de árboles que componemos el importantísimo y añoso pero aun muy vigoroso monte que rodea y protege al hospital de General Rodriguez Este nosocomio funcionó durante muchos años para la atención de enfermos de tuberculosis solamente. Nosotros colaboramos con la ciencia poveyendo todo el oxígeno posible para la recuperación de los pacientes, además conteniendo los fuertes vientos provenientes del sur, elevandolos y debilitándolos para que siguiera su paso sobre la ciudad sin provocar daños significativos. Una vez terminado casi en su totalidad el flagelo de esa terrible enfermedad, este nosocomio pasó a ser un hospital sin ninguna especialidad especifica, es decir, de atención general. Es muy posible que al ocurrir esto, ya nos reconsiderarán obsoletos, algunos descendientes de aquellos enfermos que ayudamos a curar, olvidaran lo que hicimos y hacemos actualmente (proveer oxigeno para todo ser viviente) y nos miren como un obstáculo, un estorbo para sus mezquinos intereses. Empezaron construyendo unos caniles para tener en observación algún perro para saber si había contraído rabia. Siguieron con la construcción de una escuela técnica secundaria. Para esto debieron arrasar con muchos de mis viejos compañeros. Luego siguieron con el "polideportivo" (una mísera pista ciclística de unos ochocientos metros de longitud por cinco de ancho aproximadamente y dentro del semi óvalo que forma esa pista una pequeña pileta de natación con un par de baños y vestuarios para niños de jardín y escolaridad primaria y en el centro de ese predio no quedó ninguno de mis antiguos compañeros. Para este fin había una donación a pocas cuadras de allí.
Luego siguieron asesinando a mis hermanos para ubicar un club de futbol. No fué suficiente, también construyeron lo que llaman un salón de usos múltiples para lo cual siguieron matando. Y volvieron a matar cuando construyeron un par de enormes galpones para el corralón de la municipalidad.
El gobierno de la Nación y el de la provincia tienen proyectada la edificación de un nuevo hospital muy cercano al actual. Para esto es necesario seguir con la matanza, quizá esté yo incluido en ella. Hay una manzana donada desde hace muchos años para este fin, donde funcionó un pequeño hospital que luego fue desmantelado y para justificar el uso dejaron un misero consultorio dental en el que trabajan un par de sacamuelas, lo demás lo transformaron en una escuela y oficinas municipales.
Ahora me enteré por medio de un pajarito que anida en mis ramas, que quieren construir un teatro dentro del predio (más matanza...), después seguirá la playa de estacionamiento y como las ambiciones parecen no tener límites, seguirán con un restaurante, una confitería, y por que no una guardería para los niños de quienes concurran al teatro puedan disfrutar de un concierto o una buena obra teatral. Para todo esto seguirá el exterminio de productores de oxígeno.
Somos seres indefensos, solo sabemos hacer el bien, somos incapaces de atacar a nadie, y ni siquiera podemos corrernos de lugar cuando vienen a talarnos con esas terribles motocierras. Quizás quien la empuñe estuvo en algún momento con su amante a nuestro amparo y complicidad gozando de un momento de felicidad, pero ya lo olvidó...
¡Basta de tanta matanza! ¡Por favor! Necesitamos ayuda, no queremos ser un recuerdo, que alguien pare a los asesinos de árboles.
Firmo en mi nombre y el de mis hermanos con el nombre que todos nos conocen...
El monte del Hospital
Autor: Oscar Galar

2 comentarios:

STEVE dijo...

COMO SIEMPRE DISFRUTANDO DE TU BLOG
SALUDOS

María del Carmen dijo...

Un relato muy bueno e informativo asu vez me ha dejado pensando...

Vengo de lejana tierra austral,
Buenos Aires es mi tierra,
Tierra mía de mi gran querer
Que al ritmo del dos por cuatro
Conforman quebradas y andares
De un utópico existir
En el cuál siembro mis huellas
En sincera amistad
Dejando paz por doquier,
Hoy vengo a dejar mi saludo
Como humilde ramillete
De aterciopeladas violetas
Junto a distinguida invitación:
Pasa por mis blogs
Y retira los premios y otros
Entregados con gran cariño
En cada uno de ellos
A puro sentir de mi corazón.
Allí te espero con cataratas
De premiosy detalles
Para que siempre
Recuerdes que en
estos lares hay alguien
Que en ti piensa!

WWW.PANCONSUSURROS.BLOGSPOT
Abrazos
Marita
Ir a:
www.walktohorizon.com

Y de ahí de paseo para retirar tus obsequios… ya disfrutarlos!
************************